ticketea travel in Madrid

5 iglesias de Madrid donde encontrar auténticas joyas

Que Madrid es una de las ciudades españolas con más actividad cultural es bien sabido por todos. No solo cuenta con alguno de los museos más importantes a nivel mundial, sino que también se mueve a nivel barrios como por ejemplo el de Malasaña con una fuerte actividad artística en las calles.

Pero, aparte de lo que nos puede parecer más visible, Madrid guarda otro tipo de secretos entre sus calles. Hoy, desde ticketea travel te queremos mostrar una cara oculta de la ciudad, una cara que se esconde entre las iglesias que pueblan sus barrios y esquinas. Pero no te asustes, las joyas que ocultan estas iglesias dejarían rendido hasta a la persona más atea.

Las 5 iglesias con tesoros ocultos de Madrid

Iglesia de San Manuel y San Benito

Iglesia_Manuel_Benito_Madrid

Esta iglesia con más de 100 años de historia se esconde en pleno corazón de Madrid, muy cerquita de la Puerta de Alcalá y de El Retiro. El primer dato importante que encierra esta iglesia es que es la única de estilo neobizantino del territorio español.

La siguiente curiosidad viene de la mano del matrimonio que hizo que se construyera esta iglesia. Manuel Caviggioli y Benita Maurici eran de origen italiano y humilde, pero habían nacido en Barcelona. Se afincaron en Madrid siendo jóvenes y es aquí donde amasan una gran fortuna de la que no se tiene constancia del origen. El matrimonio quería que esta iglesia fuera su panteón. Además, en la planta baja se situaría el convento donde se impartirían clases gratuitas para obreros.

Podemos concluir que es una de las iglesias más bellas de la capital con un exterior en mármol blanco y un interior en el que se pueden contemplar coloridos mosaicos italianos.

Iglesia y convento de las Trinitarias Descalzas

Convento_Trinitarias_Madrid

Esta iglesia, situada en el Barrio de las Letras, puede no parecer muy atrayente de cara al exterior. Pero, si te contamos que en ella está enterrado el escritor más importante de la literatura española y uno de los más importantes a nivel mundial, a que te pica el gusanillo.

La iglesia es de comienzos del siglo XVII y, efectivamente, en ella se enterró a Miguel de Cervantes en 1616. Además, algunas de las hijas de escritores del Siglo de Oro profesaban su fe también en esta iglesia como, por ejemplo, la de Lope de Vega.

La iglesia es de estilo barroco y, como ya hemos dicho, bastante sobria con una fachada en ladrillo, planta de cruz latina y tres retablos barrocos en su cabecera.

Ermita de San Antonio de la Florida

san-antonio-florida

Si en la anterior iglesia estaba enterrado uno de los escritores más importantes de todos los tiempos, en esta ermita nos encontramos con unos magníficos frescos realizados por uno de los pintores españoles más reconocidos, Goya.

Y parece raro que albergando tales tesoros esta ermita casi no reciba afluencia de público ni todo el bombo y platillo que merece. De hecho, es conocida como la Capilla Sixtina Goyesca. Y si esto no te parece suficiente para dejarte caer por aquí, todavía hay más. Y es que en esta ermita se encuentra la tumba del famosísimo pintor.

Iglesia Alemana de La Paz

Esta iglesia más que albergar tesoros ocultos es un tesoro oculto en sí misma. Y es que se esconde tras el muro que da al número 6 de la Castellana. Es un templo protestante que se construyó de manera clandestina, ya que a comienzos del siglo XX era un culto perseguido. La iglesia fue un regalo del Kaiser Guillermo II a la comunidad alemana que vivía en la capital española.

La finca escogida para la construcción se situaba justo al lado de la entonces embajada alemana, muy cerca de la Plaza Colón. El templo no posee campanario para dificultar la identificación desde el exterior.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

san-antonio-alemanes

Terminamos con otra de las iglesias que pasa desapercibida por propios y extraños. Y es que su exterior sobrio poco hace presagiar uno de los interiores más sorprendentes que podemos ver en toda España. La Iglesia de San Antonio de los Alemanes está pintada completamente al fresco y, como a la Ermita de San Antonio de la Florida, se la conoce como la “Capilla Sixtina” española.

Forma parte de un conjunto hospitalario mandado construir por Felipe III a comienzos del siglo XVII para atender a peregrinos y enfermos portugueses. De aquí que su primer nombre fuera San Antonio de los Portugueses. A partir de 1640, cuando la corona perdió el territorio portugués adoptó su nombre actual, ya que se destinó a la comunidad alemana.

 

Déjanos tu comentario…

En las redes sociales

Guía de Madrid

Visita Madrid - Guía de Madrid